CARACTERISTICAS DEL DOGO DEL TIBET.

 

 

 

 

 

 

CARACTERÍSTICAS DEL DOGO DEL TIBET:

Funcionalidad:

El trabajo “normal” del Do-Khyi en su país de origen no es,

contrariamente a cuanto pueda creerse, la defensa del rebaño, sino la custodia de los campamentos y aldeas.
Durante el día, generalmente está atado a una pesada cadena fuera de las tiendas de campaña de los nómadas o en los patios de las casas, para ser luego liberados durante la noche.

Habitualmente están protegiendo a las mujeres y a los niños ya que los hombres deben cuidar los rebaños de las zonas del altiplano o están dedicados al comercio, ausentándose por largos períodos.
En el mundo occidental, el Mastín tibetano, al menos de aquellas líneas de cría que han logrado mantener las características esenciales de la raza, es el ideal guardián de la casa, seguro y confiable con todos los miembros (humanos o no) de la “familia” de la cual se siente responsable.
Por supuesto, para hacer esto debe mantener una cierta fiereza e independencia de carácter. Esta última característica puede hacerlo parecer apático y distante a los ojos del profano pero para quién lo sabe apreciar esto es parte integrante de su encanto. En general, no es un perro fácil de manejar y muchos textos lo clasifican aún como “inadiestrable”.

Descripción física: 

El sujeto ideal debería ser imponente, alto, al menos 75 cm a la cruz (para el macho, 68/70 cm. para la hembra), dotado de espesa melena, cabeza leonina, morro corto y amplio, hocico recto, ojos oscuros y mirada severa.

La osamenta debe ser fuerte; la musculatura, especialmente desarrollada en la parte anterior; los posteriores, poco angulados.
La cola es de longitud media, se une alta al nivel de la línea del dorso. Se enrolla de lado sobre la espalda. Debe estar dotada de abundante pelaje.
El color del manto más generalizado es el negro-fuego, pero muy típicos son también el negro absoluto (a menudo con una mancha blanca en el pecho) y el marrón-rojizo en diversas tonalidades; el color gris-azulado (“Blue”) aunque admitido por el estándar, no se encuentra, según la documentación de la que se dispone actualmente, en la región histórica tibetana, mientras que está muy extendido en la zona Himalayense-nepalí.
El pelo puede ser de longitud variable, de medianamente largo a largo, fino pero duro, nunca sedoso. En la estación fría, presenta una subcapa espesa y lanosa que se pierde en los meses de verano. El cuello y los hombros están cubiertos de abundante pelo que le da la apariencia de una melena. Las extremidades posteriores tienen abundantes flecos en la parte posterior de los muslos.
La gruesa piel les protege de las malas condiciones meteorológicas. Requieren un mínimo acicalamiento (unos pocos cepillados en la estación de la muda) y pueden, naturalmente, vivir todo el año en el exterior.
Se trata de perros robustos, rústicos y frugales, con un metabolismo lento y un crecimiento que se prolonga en los machos hasta incluso los 4/5 años para el completo desarrollo. Son muy longevos para perros de su tamaño (14-15 años no son inusuales).
Una característica muy típica de estos perros es que son grandes ladradores, especialmente por la noche. Por esto puede ser aconsejable, en el caso de vivir en zonas urbanas, que pasen la noche dentro de casa.
En la casa son discretos, pasan gran parte de su tiempo adormecidos, aunque siempre dispuestos a activarse al primer ruido sospechoso.

Articulo extraido de xalcan portal canino.(autor Ferran Barrachina de Gossos de Sadarnoli)

Recent Posts